Mailchimp, mucho más que envío de correos

Mailchimp es una de esas herramientas que hacen muy fáciles las tareas que sin ella nos pueden parecer el mundo. Es un servicio (gratuito para empezar) que nos permite organizar el email marketing de nuestro proyecto/empresa.

Antes de seguir, me gustaría recordar que el email marketing sigue siendo una estrategia altamente efectiva dentro del marketing por Internet, (buscar algún dato) y que es el complemento perfecto para campañas de redes sociales. Recuerda que cuando trabajamos con Facebook, Twitter, etc trabajamos con empresas privadas. Conseguir saber más de nuestros seguidores (por ejemplo, su correo electrónico) nos ayuda a convertir su fidelidad en ventas.

Mailchimp es un servicio con una amplia versión gratuita y un servicio prepago muy accesible, por lo que es especialmente aconsejable para empezar una campaña de email marketing. Otra de las ventajas de Mailchimp es que puede utilizarse fácilmente vinculado a numerosas herramientas y servicios comúnmente utilizados: WordPress,Hootsuite, Google Analytics, Drive, Facebook etc.

mailchimp-logo

Comenzar a utilizar Mailchimp

Empezar es muy sencillo: sólo tienes que visitar www.mailchimp.com, registrarte con los datos de tu empresa. El proceso es muy fácil e intuitivo, no tendrás problemas para empezar. Los principales menús dan acceso a los elementos de Mailchimp:

  • Campaign (campañas): son cada uno de los envíos que hacemos. Al entrar en esa pestaña podrás ver las campañas por orden cronológico de edición y verás cuándo ha sido enviada, a cuánta gente y sus principales métricas (% de apertura y % de clics)
  • Templates (Plantillas): Para hacer una newsletter “resultona” en Mailchimp no necesitas ser diseñador. Cuenta con varias plantillas que puedes personalizar a tu gusto, añadir tu logo, etc. La mayoría de las plantillas están optimizadas para móvil y tabletas (diseño responsive), por lo que no te tendrás que preocupar de nada más. Eso si, si quieres también podrás programar tus propias plantillas.
  • List (listas): Tus bases de datos se organizan en listas, que a su vez pueden estar divididas en segmentos y grupos. Podrás gestionar todas tus listas, ver sus estadísticas, combinarlas, etc.
  • Reports (informes): El cerebro de Mailchimp. No sólo te permitirá ver quién ha abierto tus comunicaciones o ha hecho click en los enlaces, también te permite ver la evolución de las listas o qué tipo de correos funciona mejor. Podemos ir un paso más allá y si vinculamos la herramienta con Google Analytics podremos incluso saber cuál ha sido el beneficio económico del envío.
  • Automation (automatización): Mailchimp permite automatizar tareas, como puede ser mandar un mensaje de bienvenida a cualquiera que se suscriba a tu base de datos o que realice una compra. ¡O incluso si cumple años!!

menumailchimp

Crea y organiza listas

Puedes crear tantas listas como quieras (hasta 100 en la versión gratuita). Es importante que desde el principio crees un sistema de listas que te permita dirigir posteriormente los correos a las distintas audiencias de manera segmentada.

Dentro de cada lista, podrás crear grupos y segmentos para organizar tus contactos. Además de la obvia y obligatoria dirección de correo electrónico, es conveniente incluir otros campos como Nombre, nombre de la empresa, localización geográfica, cargo, etc.

Hay distintas maneras de crear una lista:

  • Subiendo un archivo CSV.
  • Copiar y pegar de Excel.
  • Importar directamente desde otras aplicaciones como Salesforce, Drive, Highrise y más
  • Iniciar una lista de cero

Debes ser cuidadoso a la hora de crear tus bases de datos, ya que Mailchimp se preocupa bastante por asegurarse de que su servicio no es usado por “spammers”. Por ejemplo, si un porcentaje alto de los correos que añades a la lista ya no existen o están equivocados, es posible que suspendan tu cuenta.

Además, Mailchimp no acepta correos tipo info@, sales@ etc ya que no se considera probable que tengas el permiso para utilizarlos y dirigirse personalmente a ellos. Sin embargo, si de verdad quieres incluirlos hay trucos para conseguirlos. ¡Busca en Google ;)!

Una vez creada las listas, se crearan los perfiles de cada suscriptor y podrás completar la información sobre cada usuario (o que lo completen ellos mismos). También tendrás información de qué campañas han sido enviadas a cada persona y cuál ha sido su comportamiento: si la han abierto, si han hecho clic en el enlace etc.

Captación de leads

Mailchimp no nos ayuda sólo a gestionar nuestras bases de datos de contactos, sino también a incrementarlas. Nos permite crear formularios de inscripción en las distintas listas, gestionando todo el proceso de inclusión en la lista. Podemos crear estos formularios para nuestra web, en WordPress, para Facebook o incluso para tarjetas de Twitter.

Para generar estos formularios, ve al menu “List” y selecciona la lista en la que quieres incluir estos nuevos contactos y selecciona “Sign up forms”. Podrás ver entonces un menú con los distintos tipos de formularios que puedes crear y que van desde las más habituales para páginas webs a aquellas integradas con Facebook y otros programas o incluso aplicaciones para hacer registros offline a través de tablets (muy útil para ferias donde la conexión no es del todo fiable, tiendas sin Internet, campañas puerta a puerta etc).

En cuanto a los formularios integrados, por ejemplo a través del plugin de WordPress podemos crear distintas opciones de formulario: recogida de correos para newsletter, página “comming soon”.

Crear campañas

Ya estamos listos para enviar la primera newsletter. Vamos a Campaigns- New campaigns y elegimos el tipo de campaña. La más habitual es “regular Ol’ campaign”, que es una campaña normal en HTML. También podemos enviar campañas Plain Text, cuyo principal desventaja es que no nos permite hacer un seguimiento de aperturas o clics.

Otros tipos de campañas son los de A/B Split Campaign, que nos permiten hacer pruebas y comprobar qué funciona mejor entre dos hipótesis que pueden ser la dirección “De”, el día/hora de envío o el asunto del correo. El último tipo es el de campaña RSS-Driven Campaign, adecuado para blogueros y para todos aquellos que trabajan con RSS.

Una vez elegido el tipo de campaña, tenemos que elegir a qué lista o segmento a la que se lo queremos enviar. Podemos elegir segmentos en base a distintos criterios, como puede ser la fecha en la que han sido añadidos a la lista o su comportamiento ante anteriores envíos (abrieron, no abrieron el correo, hicieron clics etc).

campanasmailchim

Después llega una pantalla a la que debemos prestar atención, “Campaign info” o Información de campaña. Es importante que dediquemos unos minutos a repasar todos los campos y pensar qué es lo más interesante para el objetivo de nuestro envío. Tiene una parte de datos generales de la campaña, otra de seguimiento, una de redes sociales y una cuarta de “otros”. Como hemos dicho antes, si tienes dudas sobre qué título es mejor o qué dirección “From” generará más aperturas, puedes hacer un test A/B también con Mailchimp. Recuerda marcar todo lo que luego necesites para el seguimiento (aperturas, clics, Google Analytics etc).

El siguiente paso es componer el envío. Elige una de las plantillas predeterminadas, tus templates guardados o empieza de cero. Al elegir el modelo, tendrás una previsualización de cómo se ve en el navegador, pero también en el móvil.

Una vez seleccionado el template, ya sólo nos queda diseñar el correo. Mailchimp te ofrece un editor muy intuitivo con el que podrás añadir texto, imágenes, hipervínculos etc a cada uno de los apartados del template. Cuenta con editores WYSIWYG en los que podrás elegir estilos, fuentes, colores, tamaños, interlineados y todos los elementos habituales del código html.

Tu correo está ya listo para enviar. En la siguiente pantalla podrás repasar todos los datos, previsualizar el correo (tanto en escritorio como móvil), mandar correos de prueba y elegir cuándo mandar el correo. Puedes enviarlo inmediatamente o programarlo e incluso elegir que se envíe a una hora concreta teniendo en cuenta las distintas franjas horarias de las direcciones de envío.

Como ves, crear una campaña es un proceso sencillo con Mailchimp, lo que te ahorra mucho tiempo para dedicarlo a lo más importante y lo que puede marcar la diferencia: tu estrategia y el contenido que compartirás con tu audiencia.

Mailchimp y la ley de protección de datos

Mailchimp nos permite cumplir con la normativa de la Ley de Protección de Datos de una manera sencilla. Y si, todos tenemos que cumplir con la ley de protección de datos.

El primer paso será siempre inscribir el fichero de la base de datos en la Agencia Española de Protección de Datos

  • Crea formularios con “doble opt-in”, es decir, el usuario tiene que aceptar dos veces ser parte de la lista.
  • Permite validar direcciones de usuarios, algo obligatorio en la LOPD.
  • Permite ejercitar el derecho del usuario a darse de baja de manera sencilla y automática.
  • Evita el enviar correos multi-remitente sin copia oculta, una de las metidas de pata más habituales.

Además, cuando incluimos a alguna persona en una lista, Mailchimp nos obliga a informar de dónde hemos obtenido los datos y para qué van a ser utilizados, y  facilitar nuestros datos de contacto al usuario.

Y esto sólo para empezar, hay mucho en el “nivel avanzado”

Mailchimp es como hemos visto una herramienta ideal para comenzar a realizar email marketing, pero no creas que “se te quedará pequeño” si tus necesidades crecen. Las versiones de pago (muy competitivas) te permiten hacer crecer tu proyecto.

Una función muy interesante es la integración de audiencias con Twitter. Mailchimp puede contrastar tus contactos con Twitter para crear con ellos una audiencia a la que llegar con Tweets promocionados y otros formatos de anuncios.

También merecen mención especial las posibilidades de integración de Mailchimp con el e-commerce, gracias al módulo denominado ecommerce 360º y que puede integrarse a través de plugins con los CMSs más comunes del comercio electrónico, como pueden ser Magento, Prestashop, Opencart o Shopify.

Entre otras cosas, este módulo permite enviar una amplia variedad de correos automatizados y dependientes de la actividad del usuario en la página o hacer un seguimiento de la actividad de cada uno de los usuarios (número de pedidos, productos adquiridos, beneficios etc).

Esto a su vez permite segmentar los correos y ofertas que enviamos según el comportamiento de los clientes, enriqueciendo en gran manera nuestro conocimiento de la audiencia y ganando en efectividad.

Conclusión

En resumen, Mailchimp es una estupenda herramienta de email marketing que por su facilidad de uso y la amplitud de servicios gratuitos se convierte en ideal para aquellos que empiezan y que no necesitan mucho.

Pero además, es una herramienta que nos permite crecer, ya que no sólo tiene múltiples funciones, sino que además permite numerosas integraciones con servicios y funciones de uso común. Esto lo convierte en mucho más que una herramienta de marketing online, convirtiéndose en un CRM y una herramienta de analítica muy decente.

Elena Rodríguez

Soy responsable de marketing en Internet Advantage, consultora de marketing online y orgullosa salmantina. Me interesa todo lo que tiene que ver con la comunicación o el marketing, pero sobre todo con la gente. Como las herramientas no serían nada sin personas que les sepan sacar jugo, estoy encantada de compartir aquí mis experiencias y truquillos y de seguir juntos el trepidante ritmo de este mundo 2.0.

You may also like...

2 Responses

  1. Interesante y educativo artículo, gracias Elena

  2. ¡Muy buen artículo y bien explicado! Comenzaré a implementar esta herramienta, gracias

Leave a Reply to Santiago Khairallah Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>